21 oct. 2014

Reseña: "Noches blancas", "El pequeño héroe" y "Un episodio vergonzoso" de Fyodor Dostoyevski


Hace un par de años, después de terminar Crimen y castigo, fui corriendo a la librería a buscar otra obra de Dostoyevski. Como tenía tantos libros pendientes (¡el cuento de nunca acabar!), me compré esta edición con tres novelas cortas / relatos del autor, que era finita y no me hacía sentir culpable. Como viene siendo habitual en mí, he tardado mucho en leer el libro... ya veis que lo mía era un serio problema de impulso consumista.

La primera narración se llama Noches blancas. En ella se nos presenta a un protagonista, que es el narrados, vagando por las calles de San Petersburgo. Un día se encuentra con Nástienka, una joven que, como más tarde contará, no ha tenido mucha suerte en la vida puesto que se ve obligada a pasar casi todo el día pegada a su abuela. Pronto entablan amistad y comienzan a contarse sus historias. Me gustó bastante el relato, aunque se nota que fue escrito en la primera etapa del escritor. Algo más ingenua de lo que esperaba, la historia es un poco triste al final. Supongo que no entendí del todo el flechazo repentino del narrador, ¡pero es que eso siempre me pasa! Por lo demás, es una lectura que se hace rápido y de un tirón.

El pequeño héroe fue el relato que menos me gustó. Trata sobre un niño de once años que es invitado a una fiesta de la alta sociedad rusa. Ahí se queda prendado de una de las asistentes, Madame M., la cual tiene problemas con su marido. Me pareció algo más pesada esta historia, supongo que porque el tema en sí no me interesaba en exceso. Además, leer sobre un enamoramiento así después de Lolita no iba a encandilarme de ninguna manera. También influyó el hecho de que el Dostoyevski que yo conocía era ya el autor maduro y no el que comenzaba su carrera literaria.

Por último, Un episodio vergonzoso fue mi novela corta preferida de las tres. El protagonista es un funcionario de alto rango, que se cuela en la boda de uno de sus empleados con el fin de asombrar a los invitados con su humildad y cercanía. Las cosas se tuercen, como es de esperar, y termina haciendo el ridículo. Me reí bastante por lo absurdo de la situación y se me hizo bastante ligera la lectura, sobre todo por la ironía con la que Dostoyevski narra los hechos. Una crítica a la clase noble de la época estupenda.


6 comentarios:

  1. Quiero leer pronto a este autor, de el tengo El jugador

    ResponderEliminar
  2. Te has leido Crimen y Castigo?? que envidia me das! aún no me atrevo a cogerlo...
    este tiene buena pinta. Se ve que te ha gustado así que si me lo encuentro en mi camino puede que le de una oportunidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Me lo leí hace un par de veranos, creo. Es cuestión de concienciarse y ponerse manos a la obra. Ya verás que es una obra maestra (:

      Eliminar
  3. ¡Hola! Jamás he leído algo de Dostoyevski, pero tengo pendiente Crimen y Castigo. Si se me presenta la oportunidad de encontrar este libro, con estas tres historias que mencionas, sin duda lo cogeré para, al menos, conocer al autor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias están curiosas, pero las grandes obras de Dostoyevski son las que escribió como autor ya maduro. De todos modos, este es un buen punto de partida (:

      Eliminar