16 dic. 2014

Reseña: "Doña Bárbara" de Rómulo Gallegos


Doña Bárbara narra la historia de una rica terrateniente que ha acumulado grandes tierras y manadas extensas de ganados usando a los hombres para su provecho personal y sobornando a los funcionarios locales. Es la obra de mayor éxito de Rómulo Gallegos, en ella dramatiza el conflicto entre civilización y barbarie que a su parecer definía el ser de Venezuela y su realidad.
Este año me he apuntado a un curso de Lectura y Escritura. Como primera lectura nos recomendaron leer Doña Bárbara de Rómulo Gallegos. Jamás había oído hablar de la novela, aunque a lo mejor a alguien le suena de haber visto alguna de las telenovelas basadas en esta historia... ¡y es que es muy famoso el libro en Venezuela! La cuestión es que empecé leyéndolo con muchas ganas y al final lo terminé a trancas y barrancas.

Al principio me costó meterme en la historia. El sitio sobre el que habla no se parece en nada a lo que yo estoy acostumbrada. Esto no es algo malo, todo lo contrario, y por eso mi ilusión inicial permaneció intacta durante las primeras páginas. El vocabulario me costaba un poco al principio, pero menos mal que el kindle tiene diccionario integrado y no tenía que detenerme mucho buscando palabras. La cuestión es que, si bien no me estaba resultando fácil hacerme con Doña Bárbara, al menos me estaba gustando, o deseaba que me gustara. Estaba disfrutando de la historia, la verdad, pero entonces, hacia casi la mitad del libro, la historia comenzó a tomar unos derroteros que no me gustaron nada. No soy muy amante de los culebrones ni de las telenovelas, y debería haberme imaginado que esto iba a pasar por mis investigaciones previas... Comencé a aburrirme cada vez más de la historia, hasta el punto de que me saltaba párrafos con el fin de llegar al final del libro. La historia dejó de importarme y lo único que hacía que siguiera leyendo era que me habían mandado la novela para el curso.

Los personajes, que en un principio prometían, se me hicieron bastante aburridos. Santos Luzardo, el protagonista, me resultaba soporífero e insulso. No me llamaba nada la atención. Doña Bárbara me dio la impresión de que era la típica femme fatale con un pasado muy duro que justificaba que se comportara tan malamente en la actualidad. Y Marisela, la hija de Doña Bárbara, no había por dónde cogerla. Una niña criada en el bosque por un padre borracho se vuelve refinada porque le colocan un vestido bonito y la duchan. Sin lugar a dudas, los personajes fueron mi principal problema con la novela. El triángulo amoroso fue la gota que colmó el vaso. Quizá habría podido pasar por alto el hecho de que no me gustaran nada los protagonistas... pero el drama romántico hizo que terminara de desesperarme. No sé si lo he dicho alguna vez, pero no soy muy aficionada a las historias de amor y aquellas que además suponen dilemas de este tipo suelen no gustarme por lo general. Mi aburrimiento aumentó. A partir de quí tuve que obligarme a leer todos los días hasta terminar la historia. Obligarme, sí. Ya no disfrutaba de la lectura.

La única razón por la que no le doy un 1/5 a Doña Bárbara es porque he de reconocer que Rómulo Gallegos sabía escribir muy bien. El vocabulario que usaba era muy rico y la historia estaba bien organizada. Esto quiere decir que, de tener que leer otra obra del autor, lo haría encantada. Mi problema con este libro no estuvo nunca en la pluma del escritor, quizá esto fue lo único que hizo que pudiera llegar al final (si no, lo habría dejado a pesar de ser una lectura para el curso este). Mi problema estuvo en la historia y los personajes. Me aburría como una ostra y, lo peor de todo, me daba igual lo que pasara.

En definitva, Doña Bárbara no ha sido un libro para mí. Rómulo Gallegos escribía muy bien pero no consiguió venderme la historia. Si os llama la atención y os gustan este tipo de historia, os animo a leerlo, tampoco quiero haceros creer que es terrible. Es solo que no conecté para nada con la novela... cosas que pasan.


12 comentarios:

  1. Yo al menos vi la novela xDDD y delas cosas mas odié fue eso, el innecesario triangulo amoroso, pero bueno xD

    ResponderEliminar
  2. Yo tuve que leerla en la uni para uno de los cursos de la literatura latinoamericana. Una pesadilla, igual que en tu caso. Hasta que la profesora que daba el curso llamó la novela la protoplasta de los culebrones. Te recomiendo "La vorágine" de J.E. Rivera. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me lo apunté hace unas semanas cuando me lo recomendaste! A ver si lo encuentro en la biblioteca y lo leo (:

      Eliminar
  3. La verdad es que la sinopsis dice bien poco...así que no me imagino mucho el libro. Por lo que cuentas pues parece que no es para tanto, no? un poco espesillo y eso. No había oído hablar de él, pero sí de alhgunas telenovelas que se llaman como el libro, y si es una telenovela...la verdad es que da para sospechar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, a mí personalmente no me ha gustado, pero no deja de ser un libro emblemático que en su momento fue bastante importante. Todo depende de los gustos de cada uno (:

      Eliminar
  4. Cuando he leído el titulo me ha venido a la cabeza la telenovela que alguna que otra vez me ha tocado escuchar de fondo porque a mi compañera de piso le gustaba... y ni sabia que venia de una novela pero con lo fastidioso que era tener que escucharla y ahora con tu reseña que no la pone nada bien, creo que me quedaré en mi ignorancia en cuanto a este libro se trata.
    Muchas gracias por la reseña y por tu sinceridad ;D
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! ¡Menudo castigo tener que tragarte una telenovela que no te gusta!
      ¡Gracias a ti por comentar!

      Eliminar
  5. Ángela desconocía por completo a Rómulo Gallegos y aunque me ha quedado claro que Doña Barbara es bastante prescindible, me encantaría leer otra de sus obras. Creo que ya es tiempo de adentrarme en América latina y me encanta descubrir nuevos autores, por eso ¡mil gracias! También he aprovechado para anotar "La vorágine" gracias a la recomendación de Agnieszka. Mira que bien me llevo un 2x1 :)
    ¡Un beso grande y mucho ánimo con ese curso, tiene una pinta estupenda!

    ResponderEliminar
  6. ahh es muy famoso en toda latinoamérica y en México, lectura obligada en la preparatoria (cuando tienes entre 17 y 18 años). No guardo un buen recuerdo de ella.
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar