12 jul. 2014

Reseña: "Notre-Dame de París", de Victor Hugo


Nôtre Dame de París, uno de los grandes e indiscutibles clásicos de todos los tiempos, cuenta la historia de la gitana Esmeralda, quien en compañía de su cabra Djalí toca la pandereta y baila en las calles de París para subsistir, hasta que es acusada de haber asesinado al capitán Phoebus, su amado, y condenada a la horca. Sin embargo, el jorobado Quasimodo, campanero de Nôtre Dame, que tras su deformidad esconde un corazón sensible y sediento de amor, lucha por salvar a la gitana. Recreación del mito de la bella y la bestia y uno de los monumentos de la literatura francesa, Nôtre Dame de París es una verdadera historia inmortal.

 Yo sigo con lo de leer libros que tengo desde hace años. En este caso, le tocó el turno a Notre-Dame de París de Victor Hugo. Por mi cumpleaños hace varios años (¡siempre estoy con los cumpleaños!), me regalaron mis padres esta edición tan bonita del clásico francés. La traducción era una traducción nueva por lo que me libré de leer una versión algo arcaizante que habría dificultado mi comprensión de una obra ya de por sí compleja. Además, el libro contiene unas ilustraciones preciosas colocadas a lo largo de la historia. Una preciosidad de libro, vaya.

Mi película favorita de Disney ha sido siempre El Jorobado de Notre-Dame (aparte de Blancanieves) así que la atracción por este libro era más que lógica. Sabía que la trama difería en muchísimos aspectos de la película, y por eso tenía todavía más curiosidad por leer la novela. Conocía el final desde hace tiempo porque soy muy indiscreta con wikipedia, pero no me importó para nada. A pesar de que la historia empieza algo lenta al principio, conforme pasas las páginas los acontecimientos toman un ritmo frenético que hace imposible soltar el libro. Me emocionó mucho el libro y me quedé algo desamparada una vez que lo terminé.

Si bien la historia es magnífica, el punto fuerte de Notre-Dame de París reside en sus personajes. Comprendo perfectamente que esta obra de Victor Hugo sea considerada un clásico y es que cada uno de los personajes tiene una profundidad impresionante que hace de la historia una verdadera joya. Cada uno de los protagonistas representa un tipo de amor o de atracción, lo cual me encantó. Era incapaz de soportar a Phoebus, Frollo era extremadamente malvado y egoista, Esmeralda era la viva imagen del amor irreflexivo y Quasimodo... ¡ay, Quasimodo! ¡Cómo me robaste el corazón! ¡Ojalá hubieras aparecido más en la historia! Y no nos olvidemos de Gringoire, Clopin o de la hermana Gudule que, a pesar de ser algo más secundarios, son importantes para la trama también.

Es la primera vez que leo a Victor Hugo y no me ha defraudado, la verdad. Su estilo es impecable y tiene gran maestría a la hora de crear una historia compleja que atraiga al lector. Sin embargo, hubo partes que me resultaron algo pesadas, todas ellas algo irrelevantes a la historia. Por ejemplo, tuve que saltarme el capítulo interminable en el que describía París dando un giro de 360º desde la torre de la catedral. Tampoco fui capaz de prestar demasiada atención al capítulo dedicado a criticar la restauración de edificios de la capital francesa en el siglo XIX. Pero ya lo he dicho (y lo dijo el propio Victor Hugo en el prólogo del libro), esos capítulos no avanzan en la trama y no son necesarios del todo para entender los acontecimientos.

Resumiendo, me ha parecido una lectura estupenda, llena de emoción y con un ritmo frenético. Puede que al principio cueste ponerse con ella, pero es que con lo largo que es el libro, una introducción de cerca de 100 páginas es lo normal. Además, una vez se empiezan a definir los personajes, la historia adquiere otro matiz que la hace muy especial. Quitando los capítulos en los que el autor se ponía algo pesado, me ha encantado. ¡Os recomiendo leer el libro con creces!

10 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente desde hace tiempo pues la historia me llama la atención y encima se trata de un clásico pero a mi no me gusto tanto la película, me daba mucha pena el protagonista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daba mucha pena, sí, pero es tan conomovedora su historia que no puedo evitar adorarla.

      Eliminar
  2. Es un clasico que quiero leer si o si

    ResponderEliminar
  3. Yo debería releerlo, lo leí hace siglos!! Pero me gustó mucho en su día, aunque sí que recuerdo que había capítulos que se me hicieron interminables… aunque seguramente ahora que ya he leído Los Miserables no me lo parezcan tanto en comparación...
    Quasimodo creo que nos robó el corazón a todos ♥

    Un bsote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay capítulos algo infumables, pero el conjunto es estupendo (:

      Eliminar
  4. Se ve excelente, me encantaría leerla :D

    ResponderEliminar
  5. Pues si que sería una obra apetecible para una primera lectura de Victor Hugo.Desde luego que para una primera aproximación a su obra lo prefiero al megaladrillo de "Los miserables".Otro francés q tengo que leer es Balzac.Y tantos otros.Uno no puedo leer todo lo quiere.Harían falta varias reencarnaciones :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y a lo mejor ni por esas lo leeríamos todo!
      Yo quiero ponerme más en serio con los franceses, porque hay que ver lo buenos escritores que eran (y lo mismo con los rusos) (:

      Eliminar