8 sept. 2012

Hablemos de humanos que se convierten en insectos || "La metamorfosis", de Franz Kafka

[Puntuación 5/5]

Hablemos de insectos. O mejor dicho, de cómo despertarte una mañana y ver que te has convertido en uno. Literalmente. Puede que, de primeras, parezca imposible, pero que se lo cuenten al pobre de Gregorio Samsa y dirá todo lo contrario.

Y es que el libro comienza así: con Gregorio despertándose convertido en un insecto –al que Kafka nunca llegó a definir del todo- y sin saber muy bien qué hacer. No puede ir a trabajar con esas pintas, y es tremendamente difícil comunicarse con su familia bajo esas circunstancias porque, si bien él encaja el cambio de manera más o menos normal, su hermana y padres se llevan el susto del siglo al encontrarse un bicho gigante correteando hacia ellos. Lo que éstos terminan haciendo, siendo la reacción más normal ante tal visión- es echarlo de la sala y mandarlo a su habitación. Ahí es donde el protagonista se verá relegado: a un espacio envuelto por cuatro paredes que, si bien no es nada acogedor, es mucho mejor que estar ahí fuera recibiendo todo tipo de insultos y de ataques violentos contra su integridad, tanto física como psíquica.

Éste podría ser un resumen –muy por encima- de la trama de La Metamorfosis de Franz Kafka, pero lo gracioso de esta novela es que, los hechos, lo que ocurre en sí en la historia en el espacio-tiempo, no es tan importante como los cambios y las acciones de los personajes en sí. Porque no se nos da ninguna explicación de cómo Gregorio ha llegado a ese estado, y apenas si hay referencias sobre su pasado: únicamente que trabajaba para alimentar a su familia en un oficio que odiaba y que lo mantenía atado al hogar. Lo único que vamos a saber es la situación presente de la acción, conoceremos cómo la compasión de Grete pasa al odio y al desprecio, cómo el padre repudia al hijo por ser distinto al resto, cómo su madre no hace nada para ayudarlo y se deja abatir por la tensión con una facilidad pasmosa.

Franz Kafka.
Las notas autobiográficas de Kafka en este relato son más que claras pero, aún así, consigue desmarcarse del personaje, de forma que nunca llega a dar la impresión de que nos está contando algún problema que haya tenido en su vida. Lo que hace es crear con su pluma una persona con la que es posible que prácticamente cualquier lector se sienta identificado. ¿Acaso nunca nadie se ha sentido incómodo, como si no formara parte del resto del mundo? ¿Nunca nadie ha visto sus alas cortadas porque demasiadas responsabilidades lo atan a la tierra? ¿Nunca nadie ha sido rechazado, incluso tratado malamente, por las personas a las que quiere? Eso es La Metamorfosis, un relato sobre el sentimiento de aislamiento cuando hay multitud de personas a tu alrededor, cómo las personas de tu entorno pueden darte la espalda por ser distinto, porque su miedo a lo desconocido los absorbe por completo, cómo el insecto no es realidad aquél que actúa o piensa de manera diferente, sino el que no está dispuesto a entenderlo o al menos intentarlo.

La Metamorfosis no es un libro fácil de leer, ni tampoco es de los que, una vez terminados, te dejan un buen sabor de boca. Más bien todo lo contrario: sus últimas páginas son espeluznantes, te entran ganas de cerrar la novela y no seguir delante de lo difícil que es soportar tanta crueldad, pero no por ello hay que dejar de leerlo. Incluso me atrevería a decir que la historia de Gregorio es una historia imprescindible para todo lector que se precie… es más, es imprescindible para toda persona que se precie. Kafka nos hace pensar y replantearnos nuestra existencia de una manera inimaginable.

6 comentarios:

  1. Este libro es todo un referente en la historia de la literatura y de la filisofía, como todos sabéis, posiblemente porque en alguna ocasión todos nos hemos sentido un poco como Gregor.
    Me alegro mucho de haber leido esta reseña.

    ResponderEliminar
  2. Kafka es un referente, muchas de sus obras estan basadas en experiencias de su vida que las traduce en imaginativas historias con un cariz filosofico y analitico del mundo que nos rodea. Genial esta obra, y tu reseña muy intuitiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una de las cosas que más me gustaron de él al leer "La Metamorfosis" que, a pesar de ser una historia claramente imposible, es extremadamente real en el fondo porque, detrás del maquillaje y los disfraces, está él y solamente él hablando de su vida.

      Muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  3. No sé si has leído otros libros de Kafka, pero a mí el que más me perturbó fue "El proceso". Creo que "La metamorfosis" no me impactó tanto por dos cosas: haber leído primero "El proceso·", con lo que pude comparar, y la fama que tiene. En comparación me parece que El proceso es el gran secundón de la obra de Kafka. Y no debería de ser así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Kafka, aparte de "La metamorfosis" he leído historias cortas, pero siempre he tenido ganas de hacerme con "El proceso" y leerlo. De todos modos, hay mucha gente con la que he hablado a la que "La metamorfosis" no les ha convencido... supongo que tiene que ver en parte con la fama que tiene, que tiende a generar demasiadas espectativas. No sé, a mí desde luego me impactó mucho cuando lo leí. Supongo que con el siguiente tampoco quedaré indiferente... a ver si puedo hacerme con él pronto.

      Gracias por tu comentario (:

      Eliminar