22 feb. 2012

"Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven", Albert Espinosa

[Puntuación: 1/5]


¿Por dónde empezar? Cometí un error al gastarme el dinero en el libro. El autor parece una maravillosa persona pero a la hora de escribir, deja mucho que desear... Y es que todavía no alcanzo a comprender cómo es posible que haya vendido tantos ejemplares. 

No sólo el estilo a la hora de escribir es bastante "regulero", por no decir malo, sino que además la historia es un constante ir al pasado y dejar sin contar cosas para contarlas después cuando ya has perdido el hilo, todo muy al estilo de una montaña rusa, y, si bien me encanta ese tipo de atracción, las prefiero en las ferias y no en la estructura de un libro. Además, se supone que todo gira en torno a la desaparición de un niño y que a raíz de eso el protagonista va recordando su infancia y adolescencia, pero a la hora de la verdad, decide resolverlo todo haciendo "chimpún" y si te he visto no me acuerdo. No explica nada, simplemente pone un momento sensiblero y parece que con eso ya está todo arreglado. Y es que si cabe destacar algo de la historia –que no por ello es algo bueno- es la sensiblería y los momentos ñoños que la inundan así como la inmensa cantidad de cabos sueltos que deja. 

Me siento bastante decepcionada, como si me hubieran timado como lectora. Mis expectativas no eran excesivamente altas con este libro, pero no me esperaba esto. Me ha dejado muy mal sabor de boca. De hecho, de haber sido más largo, es muy probable que ni siquiera lo hubiera terminado, lo habría dejado abandonado por los siglos de los siglos. Ni qué hablar tiene que conmigo no cuente en el caso de que haya segunda parte (cosa que dudo). Querido Albert Espinosa, este ha sido el comienzo y el final de nuestra relación. Una y no más, Santo Tomás. 

Que sí, que tiene frases muy bonitas y profundas, pero es que un buen libro (incluso uno mediocre) no se hace sólo a base de citas que puedas subrayar, es necesaria una historia coherente y un poco más profunda. Trabajárselo más, vaya. Además de que la impresión de estar siendo aleccionada moralmente no se me iba en ningún momento de la lectura, y a mí, los finales morales, o son sutiles, o no me gustan nada de nada. 

Eso sí, sin lugar a dudas, lo que menos me ha gustado del libro es haber pagado por él.

10 comentarios:

  1. A lo mejor puedes aprovechar las páginas a modo de papel higiénico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún así, seguiría siendo un papel higiénico bien caro ):

      Eliminar
  2. Yo he de dcir que he leido la novela y a mí sí que me ha gustado. La historia es lo de menos si se cuenta bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, lo que pasa es que tampoco me gustó cómo se contaba la historia... pero vamos, que para gustos los colores! (:

      Eliminar
  3. La verdad es que una de las historias principales, porque hay varias historias, como es la del secuestro del niño la resuelve demasiado rápidamente pero es que no tenía más que dos horas para resolver el caso...
    Por lo demás, a mí no me ha desagradrado el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que la impresión que me dejó a mí es que no llegaba a aterrizar del todo en ninguna historia y eso, sintiéndolo mucho, me hace sentir que estoy perdiendo el tiempo con el libro.
      Pero bueno, me alegro de que te haya gustado (:

      Eliminar
  4. Perfecto. Duda disipada, en principio. No he leído este libro; sí leí "El mundo amarillo" y "Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo", también de Espinosa, y, aunque el primero no me disgustó, el segundo que cito me produjo sensaciones muy parecidas a las que dices.
    Suerte que el libro no era mío y no me gasté dinero en él.

    Ánimo con el blog, tienes cosas muy interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tuviste suerte, porque anda que no salen caros los libros estos.

      Muchas gracias (:

      Eliminar