14 feb. 2012

1Q84, de Haruki Murakami.


[Puntuación: 4/5]

Llevaba mucho tiempo queriendo hincarle el diente a algo de Murakami y lo que tenía más a mano era 1Q84 porque me lo regalaron hace unos meses.

Ya había leído varias críticas del libro con anterioridad, y la verdad es que lo dejaban en bastante buen lugar, tanto a la historia como al autor. En cierto modo, lo comencé un poco condicionada, esperando una gran novela. Y, por una vez, mis expectativas se han cumplido.

Al principio no conecté mucho con los personajes, pero la forma de escribir de Murakami es muy llevadera y, aunque no sepas muy bien qué está ocurriendo, sigues leyendo porque tienes la impresión de que, de un momento a otro, todo puede dar un giro de 360º. Para cuando te quieres dar cuenta, ya les has cogido cariño, tanto a Aomame como a Tengo, los dos protagonistas. Y entonces aparecen personajes secundarios que, si bien no son los principales, juegan un papel fundamental dentro del desarrollo de los acontecimientos, y cada vez ansías con más ganas que aparezcan y hagan algo. Tengo en mente a Fukaeri, que desde el primer momento en que aparece en escena me hechizó. No sé cómo, pero hay algo tan misterioso en ella que atrae al lector como un imán.

Pero no perdamos de vista la historia en sí, los acontecimientos que narra. Por un lado se encuentra toda la trama de misterio, rodeada de un halo sobrenatural, de una fuerza extraña que desafía cualquier cosa a la que estemos acostumbrados. La lítel pipol es el giro maestro de la novela, algo que parece ser sólo un sueño en el mundo real pero que en el mundo de 1Q84 es completamente posible. Y por si esto fuera poco, Haruki Murakami no descuida ni en un sólo momento el desarrollo y la evolución psicológica de sus personajes, mostrando que son personas “normales y corrientes” (aunque no estén dentro de lo que nosotros podamos considerar como “normal”)a las que los hechos que están experimentando les contrarían sobremanera, y que están asustadas como tú o yo podríamos estar en esa situación.

Por no hablar de la soledad que los rodea en todo momento, como si se tratase de un frío que les cala en lo huesos y no los abandona por más capas de ropa que se coloquen encima. Sigue ahí, impasible, y aunque ellos se acostumbren a las temperaturas bajo cero, eso no cambia el hecho de que el helor se ha apoderado de ellos y sólo podrá esfumarse cuando encuentren esa hoguera que tanto anhelan y que parecen no encontrar, a pesar del paso de los años.

La única objeción que puedo hacerle al libro es que, en ocasiones, me daba la impresión de estar leyendo párrafos que eran puro y simple relleno, datos insignificantes que no aportaban nada a la historia. Nunca he tenido mucho interés en saber qué es lo que otros se preparan para comer o cuál es su rutina antes de irse a dormir. Pero vamos, minucias que no tienen importancia si observamos el libro como un todo.

8 comentarios:

  1. Me sucede como ati,Ángela, que llevo mucho tiempo queriendo leer el libro pero no me he decidido. Ahora que he leido tu opinión, me he animado a hacerlo. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Mari. Ya me contarás qué tal (:

      Eliminar
  2. Bueno, te comento que a mí me ha gustado mucho 1Q84 y ya he empezado la tercera parte. Cuesta sobreponerse a la soledad de los personajes pero el libro te cautiva. Me parece acertada la calificación que le has puesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la soledad de los personajes es algo que te consume un poco a lo largo de la escritura, pero es tan buena la historia que parece imposible no seguir con ella.

      ¡Ya me dirás qué tal la tercera parte!

      Eliminar
  3. Me habéis puesto los dientes tan largos que creo que me la voy a regalar. Ya os contaré mis impresiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Segura que te gusta! ¡En cuanto lo termines nos cuentas qué tal!

      Eliminar
  4. Al fin he leido 1Q84 (el verano todo lo hace posible) y me ha encantado. Ya estoy deseando conocer el desenlace en el tercer libro pues se ha quedado muy interesante. Estoy contigo, Ángela, en que hay algunos párrafos de relleno pero los que dedica a la preparación de la comida de Tengo me parecen interesantes pues cada vez hay más personas partidarias de la comida japonesa.
    A mí el personaje de Tengo me ha gustado muchísimo y su forma de ser y pensar me encantan; está muy bien conseguido y el de Fukaeri impresiona por todo lo que puede dar de sí.
    A ver si pones pronto la reseña del tercer libro. Chao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que te haya gustado el libro! Dime qué te parece el tercero cuando lo leas, yo por mi parte intentaré ponerme con él lo más pronto posible, porque la verdad es que lo he dejado de lado en verano y no he pasado de las 20 páginas...

      Tengo es un personaje estupendo, aunque, no sé por qué, pero Aomame me llegó más al corazón (:

      Un beso!

      Eliminar